samedi 3 juillet 2010

Daniel ARJONA / Los Másters en Gestión Cultural o la profesionalización de la cultura


Los Másters en Gestión Cultural o la profesionalización de la cultura
Por Daniel ARJONA

¿A ser editor se enseña? ¿Y a gestor se aprende? destacamos las escuelas que forjan a los futuros profesionales

Ante el vértigo de la falta de perspectivas laborales muchos se han lanzado durante el tiempo muerto de la crisis a la piscina de la formación. De entre la oferta de másters, hoy más profusa y multicolor que nunca, queremos destacar dos grandes bloques: los que forjan profesionales de la edición y los que preparan gestores culturales.

“Lamentamos decirle que nos oponemos a publicar Moby Dick ya que no lo consideramos apropiado para el mercado juvenil. Es muy largo, algo anticuado y en nuestra opinión no merece la reputación que parece disfrutar usted con sus otros libros”. Tal es la sorprendente misiva con la que el editor de Melville se negaba a publicarle su después mítica novela. La anécdota da fe de la madera especial de la que debe estar hecho quien quiera iniciarse en uno de los oficios si no más antiguos, sí más apasionantes y complicados del mundo.

Los retos de la industria editorial se multiplican hoy a golpe de crisis y avances tecnológicos. El sector demanda profesionales a la última, curtidos en la novedad pero también en la historia y el buen hacer del oficio. Y, por descontado, inteligentes y voraces lectores a los que no les ocurra lo que al negligente editor de Moby Dick.


Teoría y práctica

En un panorama tan complejo una óptima opción formativa la ofrecen los másters que, en las universidades españolas, se aplican a la teoría y, aún más, a la práctica del oficio. Cursos avanzados no sólo para estudiantes letraheridos recién salidos del nido universitario, sino también para profesionales que buscan reciclarse.

El Máster de Edición de la Universidad de Salamanca celebra su undécima edición y cambia, para la ocasión de parternaire. Si hasta ahora se asociaba con Santillana desde este año lo hará con la escuela de letras Hotel Kafka. José Antonio Cordón, coodirector junto a Joaquín Rodríguez, defiende que “aunque indudablemente la vocación contribuye a crear un marco favorable al aprendizaje, la formación es fundamental para poder realizar adecuadamente el trabajo. Las tareas editoriales están compuestas de un mix vocacional pero también, y muy importante, técnico en el que los conocimientos de economía editorial, corrección, programas de maquetación, programas de diseño y realización, estrategias de promoción y marketing, etc. son fundamentales para poder conducir con éxito la empresa”.

En Barcelona, centro privilegiado de la industria editorial española, destacan los másters de la Universidad Autónoma y de la Pompeu Fabra. El director académico del curso de la Autónoma, José Luis Riva, es categórico: “Nadie piensa que un abogado, médico o psicólogo que acaba de obtener su título puede ponerse en marcha como un profesional cualificado sin pasar un buen periodo de prácticas al lado de colegas expertos. En el Máster en Edición, sin embargo, se cuenta con unos alumnos que ya están altamente cualificados y de hecho el curso consiste en ampliar su formación con todo lo específico del sector editorial para que puedan integrarse en él de inmediato e iniciar así su trabajo profesional directamente”.


Talento y formación

Por su parte, Javier Aparicio, al mando del Máster en Edición que apadrina la Universidad Pompeu Fabra, explica: “El talento no se aprende, pero el know how, las estrategias y el funcionamiento del mercado sí. Nuestro Máster trata de preparar a sus estudiantes ante los retos del día a día y los del futuro tecnológico, empresarial y de contenidos, con sesiones prácticas sólo a cargo de editores y profesionales de enorme experiencia, gran prestigio y vocación de transmitir sus conocimientos. Por eso no queremos teóricos ni clases ‘académicas', sino sesiones dirigidas a los problemas prácticos y concretos del proceso de publicación de un contenido en cualquier soporte y mercado”.

En Madrid, la Universidad de Alcalá inicia tras el verano su octavo Máster en Edición junto al Instituto de Postgrado de Estudios Culturales y Comunicación. Los directores Purificación Moscoso y Emilio Torné hacen la retrospectiva del oficio: “Hasta hace poco, el oficio de editor no se enseñaba, se adquiría según los procedimientos tradicionales de aprendizaje en la práctica. No es que éste fuese un mal camino, pero parece evidente que una formación previa mejora la posibilidad de incorporación al mercado laboral y el rendimiento de estos editores en ciernes. Los estudios de postgrado, en concreto los másters, parecen el ámbito adecuado donde ofrecer una buena formación editorial a alumnos ya licenciados, y con una edad y un bagaje intelectual suficiente”.

La Universidad Autónoma de Madrid imparte un señero Máster en Edición en alianza con Edelvives. Eduardo Becerra, su director, recuerda cómo “hace unos meses me entrevistaron para un especial sobre cursos de Edición. Me di cuenta de que hay una mentalidad general a la hora de valorar y concebir estos cursos que sólo comparto parcialmente y que creo tiene que ver con que mi experiencia era más lateral y esporádica cuando decidí embarcarme en la organización de este máster. La mayoría están organizados por profesionales, generalmente editores, con amplia experiencia, por ello, hay un perfil muy acusado hacia la formación de editores para que creen su propio proyecto. En nuestro caso, asumimos ese mismo desafío, pues los estudiantes construyen y desarrollan su propio proyecto, el de la editorial del máster y los libros que la van conformando, pero al mismo tiempo damos una formación técnica muy amplia y rigurosa; pues hay que ser conscientes de que el grueso de la oferta laboral está en puestos más técnicos y de editoriales de todo tipo donde es posible aplicar esas enseñanzas y habilidades que nuestro curso potencia”.


Ex alumnos y editores

¿Y después del Máster qué? Todo alumno que inicia un curso de postgrado sabe que invierte en su formación pero también, de alguna manera, en la mayor facilidad de acceso a un puesto de trabajo futuro.

Daniel Martínez fue uno de los Alumnos del Máster de Edición de la Universidad de Salamanca y hoy es uno de los editores de Salto de Página, con una nómina de autores que incluye a Carlos Salem, Jon Bilbao o Jorge Volpi. Martínez recomienda sin dudar el Máster por “la extraordinaria apertura en la perspectiva que ofrecen del oficio de editor. En su propia inocencia, muchos aspirantes a editores suelen considerar que conocer el campo que editas (literario, por ejemplo), y elegir los mejores textos posibles es fundamental y suficiente, y que las otras labores editoriales son, de algún modo, “accesorias”. Y se equivocan.

Por su parte, Iván Larraguíbel, que fundó Ediciones Mínimas tras pasar por el Máster de la Universidad Autónoma de Barcelona, publica exquisitas ediciones de clásicos como El cantar de los cantares. Aconseja este tipo de formación, de la que destaca su amplitud temática, a personas con un proyecto serio a exponer o investigar: “No se puede ingresar en un Máster de este tipo sin ninguna idea o problema relacionado. Creo que de otra manera pierdes el tiempo”.

Articulo :
http://www.elcultural.es 03/07/2010

Juan ÍÑIGO IBÁÑEZ∕Violeta PARRA: cabeza de pájaros azules

Violeta PARRA: cabeza de pájaros azules Por Juan ÍÑIGO IBÁÑEZ 2017 marca el centenario de la cantautora de “Gracias a la vida” y ta...